Amor propio: 7 razones para practicarlo

7 razones para amarte a ti mismo

Inscribete & Gana

MejorBueno, el blog con todo lo Bueno para Ser, Estar y Sentirte Mejor.

Comparte esta publicación:
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Es errónea la generalizada creencia de que amarse a uno mismo significa ser egoísta, narcicista, o sólo pensar en nuestros propios intereses. Muy al contrario, amarse a uno mismo es la base para disfrutar de todas las cosas buenas de la vida. El amor propio nos permite mirarnos con respeto y cariño, sin importar nuestras circunstancias o logros. Nos permite recuperar el poder y cambiar la dirección de nuestra vida.

Piensa en tus actitudes contigo mismo. ¿Te reprendes duramente cada vez que cometes un error?  ¿Vives rodeado de pensamientos negativos que te diriges a ti mismo? ¿Eres amable cuando algo no sale como esperabas? ¿Tienes la compasión suficiente para consolarte en los momentos difíciles? Transitar por los escabrosos caminos del amor propio es difícil. Sin embargo, vale la pena. Es por eso que en este artículo queremos mostrarte 7 razones de peso para reconocer tu valor personal y amarte a ti mismo. Cuando sepas la gran cantidad de beneficios que proceden del amor propio, comenzarás a verte con otros ojos.

amor propio 7 razones para practicarlo

7 grandes razones para comenzar a tomar en serio tu amor propio

Sin autoestima no podremos llevar una vida satisfactoria y plena. Es importante aprender a querernos sinceramente, poner límites claros cuando lo necesitemos, respetar el descanso, conocer nuestras necesidades y deseos. Al aprender a amarnos nos vamos conociendo de a poco, aceptando nuestro pasado y soñando con el futuro. Sin importar las veces que nos caigamos, aprendemos a valorarnos simplemente por existir.

Reconocer tu valor personal te permitirá amarte a ti mismo. En ese momento…

Renunciarás a los sentimientos negativos

Esto no significa que nunca más tendrás sentimientos negativos. Pero cuando lleguen, los mirarás desde otro ángulo. Los aceptarás, los entenderás y no te forzarás a salir de ellos. Y lo más importante, practicarás la compasión contigo mismo. Serás tu propio mejor amigo: aquel que te abraza y te dice que todo estará bien.

Cuando los sentimientos negativos emerjan, será suficiente con preguntar: “¿para qué?”. Una vez que reconocemos que somos los dueños de nuestro destino, y que esos sentimientos nos encarcelan, los dejaremos ir y les daremos un giro positivo.

felicidad amor propio

Aprenderás a reconocer y a dejar ir las expectativas de los demás

La sociedad constantemente nos bombardea con mensajes contradictorios. Así deberías verte, así deberías sentirte, así deberías ser… Es fácil perderse en un bucle e intentar complacer a los demás, pero eso cambia con el amor propio. Cuando reconoces tu valor personal te aceptas tal como eres, y aún más, aprendes a prestar atención a lo que tú quieres, y no a lo que los demás esperan de ti.

Esto significa que te sentirás suficiente, no necesitarás la aprobación de nadie. Ya no habrá necesidad de compararte o de superar a los demás, porque entenderás que todos están en un camino diferente en esta vida, al igual que todos partieron de diferentes lugares.

Te sentirás en paz

Lo mejor de amarse a uno mismo es la sensación de tranquilidad que provoca. Una vez que sabes que eres infinitamente valioso, te das cuenta de que eres suficiente. Ya no necesitas a nadie ni a nada que te valide, porque todo tu valor está en ti. De esa paz encontrarás la fuerza necesaria para levantarte cada día y perseguir tus sueños y metas.

Además, una vez que te amas a ti mismo te sientes seguro. Sabes que nunca te abandonarás, que siempre estarás ahí para ti. Serás el que mejor conozca tus deseos y necesidades, el que mejor pueda entenderte.

amor propio valor personal

Te responsabilizarás por tu vida

Una vez que reconoces que tú mismo eres la fuente de tu felicidad, descubres que de ti depende que tu vida cambie y tome el rumbo que desees. Ya no buscas causas externas: del amor propio y de la confianza en ti mismo dependerá tu felicidad. Puedes ser feliz aquí y ahora, sólo tienes que aceptarte y amarte. Y a partir de esa felicidad, tendrás las fuerzas necesarias para ver más allá, hacia el futuro, y saber hacia dónde quieres llegar.

Aprenderás a amar

Sólo una vez que te ames a ti mismo podrás amar a los demás. Cuando te miras con amor, puedes practicar el amor, la compasión y la aceptación hacia los demás. Cuando reconoces tus fortalezas, también comenzarás a reconocer las fortalezas de los demás. Dándote lo que te mereces, podrás ofrecer a los demás tus mayores virtudes. De la misma manera, podrás poner freno a aquello que no deseas.

Además, comprenderás que tus relaciones son el reflejo del modo en que te relacionas contigo mismo. Si no te valoras, los demás tampoco te valorarán. Una vez que te amas, podrás comenzar a poner verdaderos límites a cómo te tratan los demás. Como dice el viejo refrán… “aceptamos el amor que creemos merecer”.

Aceptarás los errores y fracasos

En pocas palabras, aprenderás a ser humano. Ya no te tratarás como una máquina que debe ser perfecta todo el tiempo, sino que abrazarás tu condición de humano, y con ella, tu vulnerabilidad. Tu incapacidad de ser perfecto. Y sabrás que eso está bien. Una vez que aceptas tus errores, algo muy bueno viene después: te permites aprender de ellos y CRECER.

autoestima

Vencerás el victimismo

Una vez que sabes lo que vales, dejarás de demandar del mundo externo lo que ya tienes en tu mundo interno. No esperarás que los demás hagan todo por ti, ni que te consuelen o entiendan. Comprenderás que todo lo que necesitas ya lo tienes adentro. Y esto no significa que tus relaciones personales se empobrezcan, sino que muy al contrario, florecerán. Podrás ofrecer lo mejor de ti a los demás, y posibilitarás que los demás hagan lo mismo.

Te puede interesar: Consejos prácticos para reconocer tu valor personal

Decídete a emprender el empedrado camino de reconocer tu valor, porque, a fin de cuentas, solo habrá un amor que será para siempre: tu amor propio. Eres un ser extraordinario, único y valioso, viniste a cambiar el mundo a tu manera y no debes dejar que nadie te desanime. Para ayudarte en este difícil proceso, te recomiendo leer «Amarme como soy» de Pilar Iñiguez. En esta obra de la reconocida psicóloga clínica, se te invita a sanar viejas heridas y se dan indicaciones claras para reconocer tu valor personal. Es un recurso muy valioso a tener en cuenta.

Para finalizar, ten siempre en cuenta que valorarse a uno mismo es el primer paso para una vida equilibrada, plena y feliz. Comienza hoy. Ámate y genera un cambio en tu vida y en el mundo.

Inscribete & Gana

MejorBueno, el blog con todo lo Bueno para Ser, Estar y Sentirte Mejor.

Más para leer

Deja un comentario